ROMA.- La situación de pandemia causada por el Covid19 ha sido también ocasión de gestos solidarios  durante los 11 meses  transcurridos desde que se descubrieron los primeros casos afectados por este virus que afecta al mundo entero.

Ya en medio de una pandemia universal, el pasado mes de abri, el Consejo de Gobierno de la Institución Teresiana lanzo un llamado a la solidaridad y a poner los ojos y el corazón en la realidad global y en las muchas necesidades urgentes que necesitaban respuesta.

“Pensamos que es una buena ida proponer a toda la Asociación un gesto de solidaridad que aminore el impacto económico que ya se siente y que irá creciendo a corto y medio plazo”, decía el mensaje del pasado 29 de abril, dirigido a todos los asociados y seguidores del carisma iniciado por San Pedro Poveda.

Al proponer este gesto señalaban que “la llamada a la solidaridad y a salir de nosotros mismos es un clamor. Como nos dice el Papa Francisco, una emergencia como la del COVID 19 solo se vence con los anticuerpos de la solidaridad.

Se abrió una cuenta bancaria y para empezar haciendo, se acordó aumentar la cantidad que anualmente la IT aporta al la ONG InteRed para proyectos sociales en cuatro continentes.

A lo largo de los pasados meses los asociados y quienes se inspiran en el carisma de San Pedro Poveda han respondido y se han recogido €164,215.06 que se han ido distribuyendo en distintas etapas y distintas cantidades en Europa, Asia, África y América, siendo Holguín, Cuba uno de los lugares beneficiados.  Se ha dado prioridad a quienes menos ayudas reciben, a las acciones en donde se ha demostrado una buena administración y a proyectos  de educación ‘on line’.

Para agradecer el esfuerzo y colaboración recibidos, el Consejo de Gobierno de la I.T. ha escrito una carta de gratitud por los aportes económicos y “por  los gestos múltiples gestos de cercanía, cuidado atención y acompañamiento que hemos compartido durante estos meses, que han marcado la diferencia en las relaciones diarias, el trabajo y la comunicación”.

El mensaje recuerda palabras del Papa en su Carta Encíclica Fratelli Tutti en la que  invita a soñar juntos: los sueños se construyen juntos. Soñemos como una sola raza humana, como caminantes en la misma carne humana, como hijos de la misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe y de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos y hermanas”.

POVEDA-IT